El Limo es una parroquia donde aún se vive en tranquilidad y un espíritu de paz donde los turistas llegan y se quedan admirados porque llegan a considerarlo un paraíso escondido, rodeado de una naturaleza acogedora, teniendo la seguridad que no encuentran en la ciudad, pueden caminar por las calles sin ningún temor, brindando un ambiente acogedor y seguro para las personas que la visitan. Además, existe una Unidad de Policía Comunitaria para prevenir cualquier situación que se pueda presentar.